Horarios

Lunes a viernes  10:00–15:00, 17:30–20:00

Sábado  y domingo Cerrado

Image Alt
  /    /  Hilos Tensores o PDO

Hilos Tensores o PDO

Hilos tensores o PDO en Bilbao

¿Qué son los Hilos Tensores?

Los hilos tensores son pequeños hilos que se introducen bajo la piel para aportar elasticidad a nuestro rostro o cuello, estimulando los fibroblastos. Estos fibroblastos se encuentran bajo nuestra piel y son los que generan de forma natural hilos de colágeno y elastina, encargados de dar tensión a la piel. Los mismos que, con el paso de los años, los adelgazamientos importantes, el estrés y las agresiones medioambientales, van perdiendo firmeza y tensión. Es por eso que este tratamiento pretende realizar un lifting natural, sin pasar por el quirófano y sin dejar ninguna marca ni cicatriz. Además, no sentirás ningún tipo de dolor (requiere de anestesia local).

Si estás pensando en hacerte un tratamiento de Hilos Tensores en Bilbao, desde Centro Estético Tantaka Bilbao, te ofrecemos un plan personalizado de la mano de nuestros profesionales en medicina estética. Primero te daremos un diagnóstico para mostrarte la situación actual de tu piel y teniendo en cuenta tus características físicas y tus necesidades te propondremos el tratamiento a tu medida.

Los hilos tensores temporales o los PDO (Polidioxanona) están hechos de dioxanona, un componente natural que produce nuestro propio cuerpo y su efecto suele durar en torno a 2 años, ya que al cabo de ese período son absorbidos por el propio cuerpo. 

En cambio, los hilos tensores permanentes, están compuestos de propileno y no son absorbidos por el cuerpo, por lo que nosotros decidiremos cuándo  deshacerlos. Estos hilos también pierden tensión (como las del propio cuerpo), por lo que se recomienda realizar visitas eventualmente al centro estético para verificar el estado de los hilos y ajustarlos o cambiarlos si es necesario.

Este tratamiento se puede efectuar tanto en el rostro como en diferentes partes del cuerpo. No solo sirve para tensar los párpados o para quitar arrugas de los pómulos, sino que también puede servir para combatir la flacidez en el ombligo, por ejemplo.

Tratamiento de Hilos Tensores Faciales

Los hilos tensores de PDO se utilizan en su mayoría en diferentes partes del rostro y del cuello. Estas son las zonas habituales y las razones por las cuales que se aplica el tratamiento:

  • Elevar los pómulos y cejas.
  • Difuminar las arrugas de la frente.
  • Elevar y tensar párpados.
  • Corregir las arrugas y surcos formados en la zona del código de barras y alrededor de la nariz.
  • Dar simetría a la cara.
  • Reafirmar y retensar para eliminar el exceso de flacidez en papada y cuello.

Tratamiento de Hilos Tensores Corporales

Al tratarse de un método natural, cualquier parte del cuerpo aceptará el tratamiento y no producirá ningún tipo de rechazo ni efecto secundario. Sin embargo, debido a la demanda que existe y la experiencia de nuestros profesionales, estas son las zonas más frecuentes donde se aplica y los objetivos:

  • Reparar la flacidez en el vientre, estómago y ombligo, después de embarazos o adelgazamientos importantes.
  • Elevar los pechos.
  • Eliminar la flacidez y tensar la piel de los brazos y muslos.
  • Tonificar los glúteos.

Hilos tensores para orejas

Las orejas no son la excepción y también es una zona en la cual los hilos tensores se aplican con éxito. Más conocido como Otoplastia con Hilos Tensores, esta técnica es utilizada para cambiar la forma de las orejas o para corregir posiciones y tamaños que no se desean. 

Al igual que con las demás zonas, el paciente es anestesiado localmente, se le introducen los hilos bajo la piel y en todo momento puede ver los efectos que se van dando en sus orejas. Las incisiones se realizan en la parte posterior de la oreja, para ocultar las posibles marcas que puedan quedar después de la operación y en 30 minutos aproximadamente el paciente ya se puede ir a su casa sin ningún problema.

Todo son beneficios, puesto que la operación técnica es más sencilla, más rápida, no requiere anestesia general, la recuperación también es más rápida, no deja cicatrices y es más económico que la otoplastia tradicional.

hilos tensores PDO bilbao

Recuperación después de los hilos tensores

La recuperación post-tratamiento es rápida e indolora. El paciente está consciente en todo momento y gracias a la anestesia local no sufre ningún tipo de dolor. El especialista realiza unos micro cortes por donde introduce las agujas con los hilos, por lo que lo único de lo que se tendrá que recuperar el paciente será de estos diminutos cortes.

La sesión dura entre 15 y 30 minutos y después de acabar el cliente puede irse a casa tranquilamente. No genera cicatrices ni marcas, produce mínimo sangrado y no tiene la necesidad de pasar por quirófano. Puede que surjan efectos secundarios mínimos, como enrojecimientos o algún hematoma, que desaparecen en pocos días o el dolor local que puede durar unos días.

 

Hilos tensores precio y duración

Como todos los tratamientos, la duración de los efectos dependerá de cada persona. Cada persona tiene un tipo de piel, un tipo de flacidez u otro, pero normalmente la duración de los efectos del tratamiento de hilos tensores suele ser de 2 años aproximadamente. El cuerpo absorbe los hilos y pierden su tensión, por lo que conviene renovar estos hilos cada 2 años.